Olivia Gestión del cambio

Cambio, metamorfosis, transición, mutación, transformación. Son muchos los sinónimos, pero uno el significado. Cambiar es difícil, aunque es fuera de la zona de confort donde ocurre la magia y un mundo en constante movimiento significa un sinfín de oportunidades.

Ahora bien, ¿qué beneficios trae consigo la implementación de nuevos hábitos y prácticas en las empresas y cómo gestionar esos cambios de manera efectiva? 

¿Qué significa gestión del cambio? 

Se basa en principios básicos que se deben aplicar a diario en una compañía: el aprendizaje constante, la innovación y el desarrollo del pensamiento (Contreras, 2018). Se espera, además, que ellos vayan de la mano con los cambios necesarios para ejecutar correctamente las tareas de cada puesto de trabajo.

Para KPMG, la gestión del cambio busca facilitar y lograr la implementación exitosa de los procesos de transformación, lo que implica trabajar con y para las personas en la aceptación y asimilación de estas mutaciones, como en la reducción de la resistencia hacia estas. Al identificar problemas en las organizaciones, la clave no es reemplazar prácticas aisladas ni colaboradores en particular: eso sólo generaría una pérdida de tiempo y recursos que no derivarían en impactos positivos.

 


Reemplazar a un empleado puede generar costos de hasta el 300% de su salario base

Fuente: Forbes México

 

Aunque muchas empresas comprenden la importancia de cambiar, el proceso de hacerlo no siempre es fácil. Comúnmente, hallamos tres grandes obstáculos para concretar una transformación cultural y organizacional de las compañías:

  • La desorganización del tiempo: solemos dedicarles mucho tiempo a los análisis, confección de reportes, casos de negocio, desarrollo de las líneas de acción y estrategias. Sin embargo, le destinamos muy poco tiempo a cómo conseguir que las personas de la organización se impliquen en esas ideas, que terminan quedando en el core-team y no bajan al nivel de ejecución.

  • La resistencia a los cambios: esto sucede por la inseguridad e incertidumbre que naturalmente generan los cambios. Para alcanzar el éxito resulta indispensable comunicar, empatizar y trabajar en equipo.

  • La falta de método: la comunicación interna como disciplina es la gran olvidada en los procesos de cambio. Solemos asumir que todos conocen lo que está sucediendo, que un mail enviado es un mail comprendido y, por ello, no le dedicamos suficiente tiempo a la validación. La falta de una estrategia clara de comunicación interna tiene un coste muy alto: los equipos se ponen inquietos y ansiosos y esto baja la productividad e impacta, natural e inexorablemente, en los resultados.

 

6 ventajas de gestionar el cambio organizacional como un master

Olivia Gestión del cambio“El cambio es la única cosa inmutable”, decía el filósofo alemán Arthur Schopenhauer. Y es que las cosas no son estáticas: el mundo avanza, los mercados se modifican, los consumidores evolucionan y las tecnologías progresan. También aparecen imprevistos como la pandemia del coronavirus y todo ello impacta en los trabajadores que componen y sostienen a las organizaciones. Lo más interesante es que no a todos impacta por igual: las individualidades también entran en el juego del cambio organizacional.

Por todo ello, es vital que todos los colaboradores abracen el cambio y hacerlo parte de ellas, conociendo los beneficios que reporta la transformación organizacional:

  • Mejora la cultura organizacional y la confianza en la empresa: porque la gestión del cambio se basa en la transparencia de la información con todo el equipo de trabajo.

  • Reduce las resistencias: la comunicación, componente fundamental de la transformación cultural, facilita la comprensión de los objetivos y los motivos del cambio.

  • Convierte los problemas en oportunidades: permite transformar las situaciones difíciles en oportunidades para el crecimiento de la empresa. ¿Cuáles son esas fortalezas que sólo tu empresa tiene?

  • Perfecciona los procesos empresariales: los cambios generan el climax ideal para que las empresas integren tecnologías y metodologías que mejoren los procesos. Si se era bueno, siempre se puede ser mejor.

  • Aumenta la eficiencia de los equipos: la integración de nuevos métodos, tecnologías y capacitaciones lleva a mejorar su productividad, la que se relaciona con la eficiencia y también la motivación.

  • Impacta positivamente sobre los clientes: la mejora en los procesos empresariales y los equipos de trabajo también se ve reflejada en la atención al cliente y, por lo tanto, en el aumento de ventas de productos y servicios y la retención de clientes.

 


El 82% de los clientes se pierden por mala atención

Fuente: Revista Soy Marketing

 

Hacia una transformación eficaz, cuidada y sostenible

Desde nuestra experiencia sabemos que la metodología es fundamental para transformar organizaciones. Así, logramos maximizar el impacto cultural, generar sentido a través de la alineación del management con el equipo respectivo y de la organización en su conjunto.

El trabajo y know-how que se vuelcan en estos proyectos, provienen de las más variadas disciplinas: psicología, sociología, ingeniería y más. Desde nuestra experiencia hemos visto que esta riqueza de expertos nos permite trabajar sobre el impacto del cambio desde distintas perspectivas, de forma que se cubran absolutamente todas las aristas.

El político y pacifista Mahatma Gandhi advertía que uno debe ser el cambio que desea ver en el mundo. Pero el acompañamiento de profesionales es fundamental si se busca que la empresa alcance, junto con cada colaborador, su máximo potencial.

Olivia Gestión del cambio


En OLIVIA contamos con consultores en Gestión del Cambio que provienen de diferentes disciplinas para trabajar sobre los impactos, anclados en la estrategia y los objetivos organizacionales.

 

¿Necesitas asesoramiento?

CONTACTARME CON UN ESPECIALISTA