80

En un mundo impulsado por la inteligencia artificial (IA), donde el acceso a herramientas avanzadas es cada vez más fácil, la dinámica de la toma de decisiones por parte de los líderes empresariales está experimentando una importante transformación.

La profesora Cheryl Strauss Einhorn, reputada catedrática de Columbia Business School y Cornell y autora de Problem Solver: Maximising Your Strengths to Make Better Decisions, destaca la importancia de formular preguntas inteligentes como parte del proceso de toma de decisiones.  

En su artículo, destaca este cambio y cómo podemos mejorar nuestras decisiones mediante un enfoque reflexivo y orientado a las preguntas. Identifica cinco perfiles principales de solucionadores de problemas (PSP) -aventureros, detectives, oyentes, pensadores y visionarios- y destaca cómo cada uno de ellos tiene sus propios puntos fuertes y ciegos. Además, introduce el concepto de «situacionalidad», que reconoce la importancia del contexto en el que se toman las decisiones.  

Ofrece una serie de consejos para la reflexión, diseñados para ayudar a los lectores a considerar cómo afecta la situacionalidad a sus decisiones y cómo pueden ajustar su enfoque para obtener mejores resultados. Este concepto de «situacionalidad» reconoce que cada situación es única y puede requerir un planteamiento diferente. Por ello, a la hora de tomar decisiones estratégicas, es fundamental tener en cuenta dónde estamos, con quién interactuamos y cuál es nuestro papel en la situación. 

Einhorn deja algunos consejos importantes para ayudar en cualquier proceso de toma de decisiones, sobre todo porque las decisiones se toman conjuntamente y con una multiplicidad de puntos de vista:  

Definición del problema: Identifica una experiencia negativa en tu vida que requiera una decisión. Puede ser una situación en la que te sentiste atrapado o tuviste dificultades de comunicación.  

Evaluación del lugar y la dinámica del equipo: Ten en cuenta dónde te encuentras y con quién interactúas. Esto puede incluir tu entorno de trabajo, si trabajas a distancia o en equipo, y cómo influye esto en tu toma de decisiones.  

Consideración de la etapa profesional: Piensa si estás al principio, a mitad o al final de tu carrera. Esto puede afectar a tus expectativas y a tu toma de decisiones.  

Piensa en quién más está implicado en la situación y cómo le afectarán tus decisiones. Considera si estás centrado sólo en ti mismo o si tienes en cuenta las necesidades y perspectivas de los demás.  

Exploración de la propiedad de la decisión: pregúntate a quién pertenece realmente la decisión y cuáles son las consecuencias para ti y para los demás implicados. Esto te ayudará a comprender el peso de la decisión y quién más se verá afectado por ella.  

Conexión de la situacionalidad con el perfil de resolución de problemas: analiza cómo influye tu situación actual en tu estilo de toma de decisiones. Considera si te estás comportando de acuerdo con tu perfil dominante o si estás adoptando un estilo diferente debido a las circunstancias.  

 Exploración de las suposiciones que no han funcionado para tomar decisiones: Identifica cualquier suposición que hayas hecho y que pueda estar obstaculizando tu capacidad para tomar decisiones eficaces. Esto puede incluir suposiciones sobre cómo reacciona la gente o sobre quién debe tomar las decisiones.  

Reconocimiento de cómo el perfil de solucionador de problemas puede ayudar a tomar decisiones más eficaces: reflexiona sobre cómo puedes utilizar los puntos fuertes de tu perfil de solucionador de problemas para abordar la situación de forma más eficaz. Considera cómo puedes aplicar tus habilidades naturales para mejorar tu toma de decisiones.  

Se ha hablado mucho del enfoque de toma de decisiones basado en datos, que hace hincapié en el uso de datos cuantitativos y cualitativos para informar y fundamentar el proceso de toma de decisiones. Analizando datos históricos, tendencias del mercado, métricas de rendimiento y otra información relevante, los líderes empresariales pueden tomar decisiones más objetivas e informadas.  

Por otra parte, el enfoque de Einhorn subraya la importancia del contexto y los matices situacionales en la toma de decisiones. Nos recuerda que cada situación es única y puede requerir un enfoque diferente, teniendo en cuenta factores como las relaciones interpersonales, la dinámica del equipo y las expectativas individuales.  

Combinando estos dos enfoques, podemos crear un modelo de toma de decisiones más completo y sólido. Los datos proporcionan una base sólida para el análisis, mientras que tener en cuenta la situacionalidad nos ayuda a contextualizar e interpretar estos datos con mayor precisión y a gestionar mejor los cambios y sus repercusiones. Esto nos permite tomar decisiones más informadas, adaptadas a las necesidades específicas de cada situación, y mitigar los riesgos asociados a elecciones infundadas.  

En resumen, el enfoque de la decisión basada en datos y la perspectiva de Cheryl Strauss Einhorn sobre la situacionalidad se complementan, proporcionando un marco completo para tomar decisiones eficaces y bien fundamentadas en las organizaciones. Los consejos que ofrece Einhorn para la reflexión proporcionan un marco valioso para considerar cómo afecta la situacionalidad a nuestras decisiones. Desde la definición del problema hasta la evaluación de las perspectivas de los demás implicados, estas pautas nos animan a adoptar un enfoque más consciente y proactivo en la toma de decisiones.    

Es esencial reconocer que una toma de decisiones eficaz va más allá de formular las preguntas adecuadas; también es necesario considerar cómo se contextualizan y responden estas preguntas. La situacionalidad nos recuerda que cada situación es única y puede requerir un planteamiento diferente, teniendo en cuenta el entorno, los participantes y los objetivos implicados.  

Al adoptar un enfoque orientado a las preguntas, los líderes empresariales no sólo pueden explorar cuestiones críticas e identificar soluciones innovadoras, sino también fomentar una cultura organizativa de curiosidad y colaboración. En un entorno empresarial en constante evolución, este enfoque es esencial para afrontar los complejos e imprevisibles retos que surgen en el mundo contemporáneo. 

 

Por Reynaldo Naves, socio director de Olivia Brasil.

Te queremos ayudar en tus procesos de transformación. ¡Contáctanos!