1140x604-Aug-25-2022-12-53-27-36-PM

Las organizaciones dependen más que nunca de que sus equipos sigan la premisa de Josef Schumpeter. No como un hecho aislado sino como una forma de pensar lo que hacemos. Lograrlo depende más de la ambición de hacerlo que de las capacidades técnicas. 

Josef Schumpeter inmortalizó la idea de la “destrucción creativa” que genera la innovación. Pocos recordarán hoy que el concepto no fue una idea propia del economista austríaco sino la evolución de una teoría desarrollada por el sociólogo alemán Werner Sombart, en base a ideas de su compatriota y filósofo Friedrich Nietzsche. El hecho en sí mismo nos grafica qué es innovación: un proceso continuo de repensar aquello que hacemos, cómo lo hacemos y para qué lo hacemos. 

Como nunca antes, los últimos tres años nos hicieron este principio tangible. Como personas y, especialmente, para nuestras organizaciones. Hasta hace apenas unos dos años, la idea de la innovación en nuestras empresas era equivalente a aquella idea brillante, esa inspiración o estrategia puntual, que nos permitía mejorar el producto o servicio que ofrecíamos al mercado y a nuestros clientes y consumidores. En Olivia, desafiamos ese concepto desde nuestra fundación hace más de una década. 

Consideramos que la innovación exige más que una inspiración o una estrategia, exige una mentalidad que se traduce en un comportamiento de cambio continuo. Un mindset, como lo llamamos, que se refleja en un constante repensar de lo que hacemos. Desafiamos además que la innovación es un privilegio para los “iluminados” de este mundo. Sin ir más lejos, quien haya disfrutado el libro “Jobs”, el libro de Walter Isaacson sobre la vida de Steve Jobs recordará que la característica que el autor destaca del cofundador de Apple no es una inteligencia sobrenatural sino su actitud de desafiar el statu quo de forma recurrente y su pasión por no claudicar en búsqueda de la excelencia. Porque, recordemos: Jobs no inventó la PC ni el teléfono móvil, los mejoró. Eso sí, llevándolos a otro nivel.

Entonces, innovación es un mindset y, de ahí, una actitud que no es el privilegio de una inteligencia prodigiosa, ni de un cargo o mandato. Es una cultura que nos impulsa a activar la voluntad para desafía estructuras, repensar nuestra realidad. Y, en el mejor de los casos, permite convertir nuestra organización en un ecosistema de innovación que, a su vez, impacta sobre toda la cadena de valor que integra.

 

Un programa para “Change Makers” 

En Olivia acompañamos organizaciones en todo el mundo en ese camino. Especialmente en los últimos tres años, hemos tenido el privilegio de acompañar a varias que, en vez de claudicar ante los quiebres que atravesó (y atraviesa) el mundo, aprovecharon el momento en base al concepto de que la innovación no es un mantra que llega de arriba sino una oportunidad que se comparte entre todos: en la mesa de directorio; en el departamento de IT; en la cocina del edificio, los equipos de atención al cliente o el grupo de pasantes. En comparación con tantas otras organizaciones hoy amenazadas en su existencia, sus experiencias prueban que la supervivencia de nuestras organizaciones depende de saber activar el poder de innovación que habita en nuestro metro cuadrado personal y que desde allí podemos impactar hacia afuera. 

Para ayudar a personas y compañías a lograrlo, hemos creado el “Programa Cultura de Innovación para Change Makers”. En el marco de la Olivia Academy, proponemos un recorrido en el cual impulsamos a sus participantes a descubrir cómo desarrollar las capacidades y comportamientos que hacen a la cultura innovadora: desde el aprendizaje individual hasta la construcción colectiva. El programa cuenta con la participación de expertos en innovación, foresight, tecnología y transformación cultural de Argentina, EE.UU., España, Italia y México. Todo con el foco puesto en convertir a la innovación en el ADN tangible de nuestra actividad, nuestros equipos y organizaciones. La meta final: generar el impacto transformador sobre el ecosistema del cual formamos parte como organización.

El programa se dirige a todas las personas interesadas en impulsar la innovación en cualquier ámbito, tanto desde un rol de una organización como fuera de ella.

 

Por cualquier consulta no dudes en contactarnos a través de certificaciones@olivia-global.com.


Por Mariana Socorrós, Directora de Innovación y People Centricity de OLIVIA

 

 

 

-->